dimecres, 26 d’octubre de 2011

Datos recientes

Escrit des de casa sense Internet en les dates que s'indica. Estic practicant el castellà. És personal!

Pueees... aher me levanté temprano y después de jugar con los cd de audio y la radio, me fui a la biblioteca aunque antes había ido a comprar un "puret" sobre las siete y media. Me costó veinte céntimos y descambié el euro holandés que me había pagado la Consol por la alarma que me encontré en la calle Mayor. Me dieron de cambio una moneda española de cinquenta céntimos, una española de diez y una que me parece que es alemana que todavía tengo aunque no recuerdo ahora mismo dónde la he guardado. Me parece que arriba en la habitación.
Cuando fuí a la biblioteca, antes había arreglado aquello que ví en el restaurante La Noguera, el camarero ponía bien el cartel a las siete y cuarto, me encontré con que la propietaria terminó de cargarse el cenicero que ya estaba roto y se le cayeron las revistas que llevaba en el coche con su marido. Cuando le di la moneda al señor él se la dió a su mujer y fué a la caja. De la caja se extrajo el cambio que pasó de nuevo por el señor.
Después de fumar y escuchar la radio y me parece que cds y holgazanear toda la mañana hasta las nueve y cuarto, me fuí a la biblioteca. Me conecté y para distraerme, ya llevaba la idea desde los últimos días en que cambié en el blogg el disco de preferidos de Intensive Care por el de Oh No, pueees ya llevaba desde que fuí a comprar tabaco con la auxiliar de la Fundación y que alguien me llamó, mejor dicho oí que alguien gritaba simpático por la calle Llussà, pues ya llevaba la idea de publicar alguna letra de sus canciones.
Publiqué Invincible! con la traducción que había preparado el viernes día 21 de Octubre del 2011 después de estar en Vic y oir la radio y comer en casa. Traduje seis canciones entre el viernes al oscurecer y el sábado antes de amanecer. Con una pausa para las pastillas de dormir y durmiendo unas.. ¡seis horas como mínimo!
Ahora he puesto el ordenador en la cocina y hoy empiezo un nuevo diario después de la mala experiencia en el blogg. Aquí nadie me molestará.
Después de ir a la biblioteca me encontré con Joan de l'estanc nº1 y me preguntó si había ido allí. Le dije que sí. Que todavía iba a volver si podía. Joan me hizo dar cuenta de que la biblioteca Catalina Figeras ubicada en la calle Antoni Figueras de Tona no me conviene. Es una oportunidad! Podré ir a Vic.
Además en la biblioteca , cuando fuí por segunda vez, me encontré al Francesc y le dije "Hola lleig!" Me llamó conyet me dijo que saliera fuera. Estaba con el Fede y se rieron de mí. De mis pobremas de identidad sexual i preocupaciones y mis cositas con el consumo de drogas en casa.
No consumo cocaína desde el día 27 de Agosto del 2011 aunque no recuerdo a quien se la pillé ni si era cocaína. ¡Por cierto! Tengo una nueva libreta de ahorros en la Caixa Catalunya o Catalunya caixa con fecha de Agosto del 2011. Seguramente es el último día que consumí cocaína auténtica. ¡Podría ser! Hay que mirar la fecha. Creo que es el doce. Aunque yo me manifiesto desde el veintisiete de Agosto. Se la pillé al hammid mediofiada e invité al Francesc, creo, o quizás era a la Queralt. Estaban los dos.
Puede que todo sean suposiciones mías, porque le pillé al Victor antes de plegar y me dijo... dijo una vez, que el la tenía al noventa por ciento de base. Menuda güasa la mía, ¿eh?
El Francesc estaba abatido y el Fede ma llamó caballo pecherón, o caballo que ya no sirve para montar supongo. Decidí volver a la biblioteca con la mochila. Francesc, no sé lo que hizo después ni lo conozco de más que de vista por Tona y de estar orgulloso de ser bipolar cuando lo conocí en la planta del HGVic y dijo que se iba a tirar a su novia en planta. Fueron con la visita a la habitación. Aunque puede que sólo buscara intimidad y ésas cosas muy a pesar nuestro. Mío.
Como alguna otra vez ha pasado, Francesc me hace sentir celos. A veces no sé porqué me pasa hasta que descubrí que era eso. Me tiene celos decía el Pep cuando me ayudó a librarme de mi novia a la que yo ayudé a librarse de un yonki que le debía dinero.
Fede estaba de buen ver, dijo que trabajaba y estaba cepado. Francesc le dijo que le quería gritando en la calle. Yo sentí verguenza también por ello. Le dejé sesenta céntimos a Francesc ara que fuera a ver a Unai, su hijo de La Garriga, en tren. Dijo que iría aver al mossèn cuando urgó en las posibilidades economicas que yo ofrecía desde que nos vimos cuando regresó de sus aventuras por las españas. Llevaba rastas. Le dija que trabajaba para el mossèn aunque tambioén le dije y de hecho ello era verdad, que yo no le cobraba al mossèn porqué a pesar de que mucha gente me lo había propuesto y de hecho el mismo mossèn me comentó más adelante que quien trabaja tiene derecho a percibir un sueldo, pues yo le dije a Francesc que, ¡bien! en principio el mossèn me sirvió de base para que Consol propusiera mis servicios a los vecinos de Barcelona para sacar-me un sobresueldo, que, a parte de solamente servir para que el barrio no se viera dejado y sacar quizás de un apuro a los vecinos, me supuso una recaída en el consumo junto con la llamada de un amigo, Pep que según me dijo él mismo, llamaba de buena fe sin saber que yo llevaba tiempo sin consumir -eso es de tanto beber y no prestarme atención o de caradura... bien de hecho Pep es compañero de consumo y amigo y otras veces le he incitado yo y prácticamente no tiene límite, pueees resulta que consumí todo el verano casi gastandome todo el dinero que gané trabajando como un niño pequeño. No me importa. El año siguiente lo haré mejor y compraré cosas útiles como una mochila nueva y una chaqueta y botas, siempre que me encarguen el trabajo.
Hay que decir que la máquina cortacésped se resiente y tengo un saldo pendiente con mis clientes de jardinería que hay que saldar. Recuerdo que el trato es segarla o a menos precio, les debo cien euros y el trato es cobrarles cuarenta por segar en invierno porqué es otro tipo de segada, y también es el trato llamarles al menos en febrero cuando yo empiece a cortar el césped de casa.
En la segunda conexión a Internet puse la discografía completa de los Ok Go que me habían pasado en la Martulina Divina y les dije, a los lectores, de dónde había sacado lo de que Invincible quiere decir en plata Eres un gallina. O lo que me pareció a mí cuándo fuí a la biblioteca Joan Triadú de Vic cuando el viernes después de sentirme feliz por haber ido a Vic andando, haber ido a urgencias a que me sacaran el vendaje compresivo y me dijeran que no les salían mis recetas rojas de pensionista por el ordenador y pudiera ir a Salut mental a buscar los antiinflamatorios que había dejado allí en la visita anterior y que me pareció que no debía de tomar o debía compartir con el Consorcio Hospitalari de Vic porqué el dolor no era tan grave aunque puede pasar que empeore. Se trata de un dolor tendonar en el codo izquierdo que ya hace tiempo que me molesta y me hace preocuparme y que podría ser de una posición poco ergonómica precisamente en la biblioteca Catalina Figueras, o de una antigua lesión.
Salí feliz de la conexión pero me sentí superado al llegar a casa. No recuerdo qué más, puse en la segunda connexion a parte de la discografía y de decir que estaba de oferta el disco "Del color del cielo" (Like the colour of the sky, me parece).
Da la casualidad de que ese disco, el que descoloqué de mi lista en el perfil de blogspot, es azul celeste y dijeron ayer o hoy en la radio que todo el mundo recordaba por su portada del pulgar y el símbolo que yo no tengo ya al abasto inmediato.
Puede ocurrir que Simpático quiera decir Te quiero y yo no li entienda. ¿Qui lo sá?

Por la tarde fuí a urgencias y les dije que sentía que estaba tirando el dinero y no me daba cuenta. Me dijeron una vez, que éso, alguna de las cosas que consumía, era por si te quedas sin trabajo. El dinero que me suponen mis sufrimientos y supuse que el no sufrimiento era culpa del antidepresivo. Mejor dicho, supuse que no estaba más abatido por tomar el antidepresivo.
En este punto he de decir que en la primera conexión en la biblioteca me encontré a la señora Jiménez que se interesó por mis viajes a Barcelona y me dió un guiño.
El antidepresivo me recomendaron, no debía dejar de tomarlo. A lo mejor es el antipsicótico lo que no debo tomar. Ya he quedado con el psiquatra, mejor dicho, para intentar verlo el lunes a través de la enfermera del CASD.
Hoy he ido a misa. La primera canción que he puesto en mi reproductor ha sido Let it rain let it pour del Oh No de los OK Go que habla del alcoholismo y del no beber. Yo lo llevo bien.
La canción Let it rain let it pour habla de otra canción de los Ramones que decía que alguien habia puesto algo en su bebida y el sentirse envenenado creía yo. La canción let i rain let it pour dice Hallelluyah y parece árabe. Dice: Has venido aquí a bailar? Qué hay en tu vaso? Te sientes mejor ahora? Halleluya! o quizás Halleuia... !No! ahora que lo veo escrito creo que dice Hallelluya!. Pero esto lo sabe cualquiera que haya ido a una discoteca. Cuantas veces te han preguntado de pequeñito: Qué bebes? cuando estás apoyado en una barra.
¡El cura es muy listo! dice la Consol.

Lunes 24 de octubre(llevat a les 6 i tres): Ese día, domingo 23 de octubre, murió el piloto italiano de moto GP Marco Simoncelli y vivimos el momento en directo por la ràdio. Yo estaba fumando en la cocina al volver de misa. El comentarista deportivo habló de un accidente de una Yamaha, que era negra, creo... he visto en la televisión, y que Rossi se había escapado, creo recordar. Simoncelli que en una de sus aventuras al límite del riesgo, debía llevar el casco desabrochado, fue arrollado por el piloto británico Collin Edwards, perdió el casco y murió de una parada cardíaco-respiratoria en el hospital de Sepang después de cuarenta y cinco minutos de reanimación. Según informó la CCRTV Rossi, dijo o había dicho de él, que era como su hermano pequeño, ”tan duro en la pista cómo dulce en la vida…”
Después del accidente en el que parecía que no había pasado nada, o en el que no recuerdo lo que hice después, porque según dijo el iluminado de turno el pasado viernes “eso ya lo veremos en el tot-gira” refiriéndose a las motos, pues no se le prestó más atención, en la mañana por mi parte hasta después de mis escritos del domingo. ¿Había que hacerlo? Otro día cuando el comentarista vea un piloto tendido en el suelo sin un casco claro, o por ejemplo fluorescente, poca cosa podremos hacer por sus últimos minutos si no lo vemos en televisión, claro. Y de hecho si no lo seguimos, el motociclismo ¿para qué saber eso? Pues ¡a partir de ahora sí! Cuando haya un piloto tendido en el suelo: Atención. Recuérdalo, Josep. También recuerda de repasar la trayectoria de Simoncelli. Si por ejemplo venía de 125 cc y de moto 2 -ahora sé que fué campeón de moto 2 y compañero de equipo de otro piloto japonés al que se le rompió el casco en un accidente hace unos cuatro años- o pasó a moto GP de golpe, puesto que según había dicho Pedrosa “Ése hombre no sabe las consecuencias de lo que está haciendo”. Arriesgarse de esa manera siempre. Eso de las motos debe requerir de mucho dinero invertido por parte de alguien y prestar atención a sus muertos repentinos. Según informó la CCRTV La vanguardia publicó ese día una de las fotos del accidente. No sabemos si una instantánea o una de las secuencias del mismo. ¡A lo mejor en el quiosco! Ah sí, recuerdo que Marc Márquez o Marquez dijo que el campeonato de Moto 2 lo ganaría el mejor después de su accidente en los entrenamientos y de una espectacular remontada hace quince días en Portugal, creo; y que los médicos no le dejaran participar en Sepang. Quizás unos gritos de ánimo a la béstia italiana, Marco Simoncelli. Saludos. (Después de fumar un “puret”)

Día 24 de Octubre. He ido a comprar con Fina y ha sobrado un euro i pico de cambio que me he quedado. Ha pasado que, no sé ahora si hemos comprado bien, y hemos ido a Vic con su marido y su madre. Me han llevado en su coche. He ido a control y medicación, y ha pasado que en casa faltaban pastillas de la mañana. Le he contado a la enfermera que había ido de urgencias y que esperaba ver hoy al Doctor Cavalleria. Ha resultado que por fin, ha visto a Pere Tàpies, el psiquiatra de guardia, que me ha atendido y después de hablar mucho con el y de sus buenas preguntas, que por cierto, algunas no recuerdo hemos salido fuera. Me ha acompañado un trocito y me ha dicho que iba bien, que me veía bien y que no alterábamos la medicación. También le he dicho, sinceramente, que ésta mañana no había tomado la píldora antidepresiva, fluoexetina, y me sentía igualmente feliz. Fuera había un hombre de color y una señora que conocía de medicación y que era según alguno, muy exigente y disconforme.
Sónia me ha dado la medicación y me ha dicho que quedábamos para el jueves como estaba previsto. La salud lo primero. Toca inyectable de Risperdal Consta, y ahora que no bebo alcohol, no tomo drogas y casi no fumo, se pasa todo enseguida.
He visto a Ana Jiménez y le he podido dar uno de los dos puritos que he comprado con el euro y diecinueve céntimos que tenía. El otro ya me lo había fumado. El purito se lo he encendido para que se lo fumara aunque no sé lo que ha hecho con él. Solo puedo suponerlo. Puedo suponer que como lo he enseñado por la calle, lo llevaba en la mano y he saludado al joven aquel del CADO que fumaba base, pues... he tenido la suerte de que alguien me lo pidiera. Ana es una amiga.
Con la señal de Francesc, mover el pie derecho hacia adelante como un pase, he podido parar el viento cuando Ana daba la chupada inicial al cigarrillo. Nos estaba costando encenderlo creo. La cuestión es que después de comer no he tenido tabaco aunque ya he fumado por la mañana y aunque me he gastado todo el dinero que llevaba, me faltaban once céntimos, un señor me los ha dejado y he vuelto hasta Balenyà-Tona-Seva en tren. Me ha dado por caminar por caminos secundarios y no los directos a casa. Por suerte a pesar de las previsiones lucía el Sol y no me he acobardado.
En la calle Arquebisbe Alemany me han reconocido y me han dicho adiós bici o vicio. A ver si dejo de fumar.
En el tren había algunos periódicos distribuidos por algunos asientos. He cogido uno, y aunque la foto se veía manipulada, ahora empieza a llover, son las tres de la tarde. Parece que para cuando hablas del libro de Come In. Pues bien en la foto de la Vanguardia de no sé que hora, claro, ahora también para. Me parece que los lunes sale a las nueve. Pues se podía percibir que Collin Edwards frenaba, que Simoncelli tenía una pierna aún encima de su moto y que por la derecha pasaba Valentino Rossi. Entre una cosa y otra bien puede ser que a Simoncelli le arrancaran el casco al serle letal la rueda delantera del británico y clavarlo al suelo.
Personalmente recuerdo de una de las pocas clases que me dio el señor Clapera de la autoescuela de Tona cuando tenía diecinueve años: Si vemos una persona tendida en el asfalto y nos es imposible evitar su atropello, es mejor no frenar, por que no lo destrozas tanto al arrastrarlo.
En el tren un chico ha dicho: ¡Nosecuantos! ¡Que me tiro! Hace unos minutos que parece que va a salir el Sol. Pero ya ha llovido. ¡Podré ir a la biblioteca! He llamado, por cierto al CSM del CHV para que me repercuta la llamada el señor Tàpies.
Tengo que hablar con los señores de Barcelona por el asunto del jardín y resulta que le he dicho a una señorita que me ha llamado desde precisamente el CHV en ateniencia a un percance con mi codo izquierdo en el que me habían regalado un antiinflamatorio de ésos para los que no hay que comer y un vendaje compresivo que devolví gastado… un poco gastado el día que me dijeron que le comentara a mi médico de cabecera que aparecía en el ordenador como no pensionista, comentaron.Pueees que se lo diga por que no me quisieron dar ninguna pastilla. Para eso ya había ido a ver si podía lavar la venda y una doctora que parecía suramericana me dijo que podía lavarse. Pobrecita. Recuerdo que el médico anterior que era del Este, tosió cuándo le pregunté a la enfermera por lo de lavarla. La enfermera que acompañaba a la doctora parecía de Barcelona. También pasó aquel día que la enfermera me puso el vendaje tan bien que parecía que me hubiera pichado cuando acudí a la farmacia de delante de las Hermanitas de los Pobres de Vic y me dijeron que había traído siete… o seis. No me lo dijeron en la farmacia, sino en la calle de antes de la farmacia. Ya me advirtió el señor de la recepción de urgencias que estaba allí mismo. Pero no me importó aunque en aquella farmacia no veas ni al dependiente.
Bueno, total, que Simoncelli se tiró a la derecha, Rossi le hizo un bocadillo a Collin Edwards que no se cortó ante la posibilidad de arrancarle una pierna al joven de veinticuatro años Marco Simoncelli y entre el pisotón… y eso, en Malaysia se perdió la vida. Debo reconocer que no tengo ni puñetera idea de quien es ahora mismo el primer clasificado del mundial, puede que KC Stoner seguido de De Lorenzo y de Pedrosa al que tumbó unos premios antes el propio Simoncelli en una de sus aventuras. Trágico final.
Hablando de recordar ¿cayó en cuenta el señor autor del nombre del fumador de crac que supuestamente se llevó su purito? No, -Joaquín-. Pero sé que no está consumiendo y que cuando lo saludé estaba con David y con Luz sentada a su lado que ha tenido a bien el saludarme. Alguien ha tosido. A lo mejor no ve el supuesto… yo pasaba lejos.
La cuestión es que no tengo el purito que me hubiera sentado tan bien si no hubiera perdido el autobús que a mi juicio ha marchado antes de hora y me hubiera fumado igualmente al llegar de Vic y que hubiera dado como resultado que ahora tampoco tendría tabaco.
Me voy a llevar el libro a la biblioteca y ya llamará el doctor al que le he dicho que la biblioteca no me iba bien. Un beso

Hola buenos días. Ayer tuve una de mis últimas aventuras con el tabaco. Fumé en Vic como ya os dije y compré el purito en la calle Manlleu. Tiré por la calle Pla de Balenyà y seguí hacia la estación de autobuses. Acercándome allí puse la misma cara que la de mi abuelo y me dijeron: Éste es el abuelo. Adiós bisi. Sin duda una gran oportunidad para dejarlo y no fumar en una ciudad en la que me conocen, pero tengo miedo. Miedo de decir ya no fumo más y olvidarme de ello y que me lo echen en cara, o que algún desaprensivo descubra, cuándo ya no lo haga que había fumado. Como decía mi madre: ¡Ahora ya!
Por la tarde después del incidente con Ana Jiménez y con Joaquín, aunque con Joaquin no hubo relación alguna, gracias a dios, preparé mis bocadillos para la semana o a lo mejor para quince días no lo sé y prácticamente sin comer, aunque merendé una bolsa de pistachos y por la noche tomé un plato de callos por que no me dormía; me fui a conectarme a Internet a la Biblioteca municipal. Allí des de hace mucho tiempo me conecté al facebook, una supuesta manera de ampliar tu esfera de capacidad y relacionarte con personas de todo el mundo.
La primera vez que me conecté al facebook fue para mandarle un mensaje a mi sobrina que estaba en Francia. No es que se hubiera ido de casa, no, es que nos dijo una vez que estaba dentro de su tarjeta del móvil y cuando me dijo mi madre que a ver porqué no le contaba nada o no le decía algo por internet o por la televisión vía satélite miré en facebook a ver si estaba.
Estuvo. Y para decirle algo tuve que inscribirme en la red social. Allí puse aunque mal puesto que estaba buscando a mi sobrina Patricia que no respondió nunca a mis mensajes… mensaje. Incluso no hace mucho le escribí uno al campus de la UOC donde ella estaba matriculada en ciencias empresariales como duplicidad de carreras. No sé si ha seguido o se encuentra con que se le escapa el plan de estudios que van a retirar las autoridades, aunque me han dicho en el Centro Psicopedagógico de osona, concretamente Montse, que ¡algo habrá en lo que se pueda convalidar! Yo que tengo superados en el estudio de CCEE, ciento veinte créditos aproximadamente. Montse me dijo muchas otras cosas.
Pues bien, en el facebook encontré respuesta a mi investigación sobre la situación de una antigua novia mía, y me encontré con un mensaje rarísimo escrito en catalán en el que faltaban letras, sobraban comas y había muchas faltas de ortografía. No me importó en absoluto que aquella chica de mayor edad que yo, al menos unos cuatro años aproximadamente aunque es de difícil calcular, dejara de relacionarse conmigo o mejor dicho me dijera que ya no quería relacionarse conmigo. ¡A tomar viento! En fin solo quería saber algo y ella me dijo que no consumía. O quizás me dijo que no quería verme porque consumía. Pues que se quede tranquila por que ahora yo no consumo ni alcohol ni drogas tampoco. ¡Es igual!
Fui a ver la médico de cabecera con la que ya tenía hora y me dijo que estaba bien. Le comenté lo del codo que tenía dolorido y que me pasó pronto, me dijo que si nunca tenía problemas que llamaran al CAP de Tona. Le dije que ya no tenía mis miedos sobre el cáncer y mis dolores de hígado que eran abdominales. En fin, que hay que estar al loro y cortarse las uñas los miércoles. Y fumar poquito que eso sí que es bueno. Estuve contento, casi me como a la doctora. A pesar de que me costó dormirme, me he levantado a la una y diez después de tener el sueño incómodo aunque no lo recuerdo. He puesto la radio. Tengo miedo.
Decía mi madre que debo hacer todo lo que pueda por vivir sesenta años o setenta, etc. Por lo tanto, no pilotaré coches ni motos. Bueno a lo mejor un coche sí, pero no de carreras, éso para los pilotos. Ahora que lo recuerdo creo que en aquella clase del Clapera y del frenazo cuando atropellas inevitablemente a alguien, estaba el señor Arcadi o el Gerard Roqueta que aprobó con migo la prueba teórica en 1989. Creo que era el Arcadi, pero no me acuerdo, sé que había alguien detrás de mí a la izquierda y que me dijeron que saliera de allí, que como alumno hasta entonces poco respetuoso con la tarea del profesor, no podía ir a clase y solicité que me dejaran tests para realizarlos en casa. Me los daban cada semana creo o cuando los terminaba. Se encargó mi familia, entre Neus y mi padre. He sido un buen conductor gracias a dios. No creo que deba conducir de momento. Ya he dicho en alguna ocasión que tengo el carné interrumpido y que deben de pasar seis meses sin consumir para que el psiquiatra haga un informe favorable al respecto.
Hoy llevo un jersey que me han dejado y que si me va pequeño debo devolver, o mejor dicho tirar a la urna de recogida de ropa del día de Tona pero creo que me sienta bien y es muy bonito. Tiene clase creo. Me lo ha regalado Fina Rojas, de la Mancomunitat La Plana y era de su hijo Joan. ¡Ahora lo tengo yo! Y lo voy a llevar a Barcelona, a la facultad como dice el doctor Escoté y agradeció el doctor Tàpies. ¡Tengo la palabra secreta! Me siento como un cerrajero, je je, o un ladrón de carretas, un de carretes lladre que se decía en la película de dibujos animados de Astérix en la Bretaña.
No sé porqué le medé el mensaje a Mari Angels. Se me ocurrió una pel·lícula que compartir, concretamente Walk the line sobre la vida de Johnny Cash. Me gustó mucho. Recuerdo la foto que tiró mi padre de mí cuando era pequeño en la puerta de la casa de Tona. Un gran tipo mi padre. Que poco han durado los hermanos de mi madre desde que él murió. Hay que cuidarse.
Lo de cortarse las uñas el miércoles tiene su guasa, ¿eh? Siempre recordaré dónde lo aprendí. Debo volver a verle, supongo. En principio las uñas de las manos cada quince días y las de los pies cada mes. (Acabo de fumar un poquito). Hasta la tarde, ahor debo tomar mi bowl de arroz blanco que hoy martes voy a Barcelona. Saludos. Bueno ¡no! Lo de cortarse las uñas el viernes, lo aprendí fijándome en un señor que fumaba, el señor Bagués que tenía que darme trabajo y al que acudí, bueno me fijé que era miércoles y se había cortado las uñas. A ver al señor Bagués no sé si volveré si no es que me manda allí el servicio de Oficina Técnica Laboral del CMPPO a través de salud mental.
Necesito un papel firmado por el médico, el médico psiquiatra, que debe aprobar mis intenciones. ¡Cuánta faena tiene el psiquiatra! Que si el carnet de conducir, que si lo de trabajar un par de horas a la semana, me parece. Hoy pero no tengo ganas de trabajar. Prefiero ir a clase. A lo mejor un miércoles o un lunes. Pero estoy desentrenado y no hay faena de la que yo solía hacer en el taller de mi padre.
Pero lo de trabajar… ¡Bueno! Resulta que en una de las veces a las que fui de montaje con el Julio José Alonso Espada nos soltaron en un restaurante bar de Santa Coloma de Farners que si no te importa que te pasen delante hay que estudiar y labrarse un porvenir. Lo decía una persona mayor, una abuela, cuando hablaba de sus nietos que iban al colegio y nosotros estábamos desayunando en su bar. Incluso nos pidió perdón, sobretodo a él. Ella llevaba la barbacoa.
Julio José… ¡No sé que se ha hecho de él! Ahora dan las noticias de las cinco en la radio. Julio bebía mucho y tenía dos nombres. Luego sigo. Julio José sabía lo que tenía que hacer en Gerona. Yo tenía que ayudarle y lo hice todo lo que pude en lo que se sabía hacer. Era la primera central que montaba. Domingo no quería ir al montaje de Santa Coloma de Farners. Cuando volvió del montaje en que estaba o de Méjico, adonde no mandarían a Julio, no se pasó por allí. Me dijeron en una empresa de Vic que a Julio le habían perdido la pista. Saludos.

26 de Octubre del 2009. Hoy parece que, soñando, comunicándome en Internet y/o escuchando el partido en la radio medio dormido y circulando a pie por mi pueblo y desatendiendo a las peticiones de que me pinche a un lado o a otro, o simplemente alguien saludándome: Hola derecha! y viendo a algún conocido, parece que me he dado cuenta de que la mayoría de mis problemas últimos son debidos a las vacilaciones que sobre mí produce el psicólogo Jordi Verdaguer Gorchs del centro de Salud mental. Ya le dije la primera vez que lo vi que el tal Verdaguer, que se llama Gorchs, era de Manlleu, no atendió a mis peticiones sobre su residencia. También recuerdo algunas de sus visitas que el graba en audio y que él dijo que, cuando yo respondí que me asustaba cuando decía que la cocaína era: o nunca más o cada quince días me asustaba, y dijo que eso lo iba a borrar. Él y sus colaboradores. Pero ¡eso es dinero de hace tiempo! Ahora mismo ¡no debe funcionar!. Yo, ahora mismo estoy escuchando también la radio. Hasta luego.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada