dissabte, 26 de novembre de 2011

Atención, pregunta:

hehe! Volvemos al 2007 queridos radio-oyentes! Con la sintonía de la Gramâtica Normativa del Español de Barcelona... pero esto era hace tiempo!

Un grupo de paleontólogos del equipo de investigaciones de Atapuerca ha estudiado los restos fósiles de una porción del tronco y la pelvis de un hombre senil que sufría cierto grado de minusvalía locomotriz. De acuerdo con los autores de aquel estudio, la presencia de un individuo anciano discapacitado en una población prehistórica de más de 500.000 años podría ser un indicio del cuidado social dispensado en un pasado remoto a los “mayores” del grupo. Según precisa este informe, el equipo científico, formado principalmente por investigadores del centro UCM-ISCIII de evolución y comportamiento humanos de Madrid, recuperaron los restos fósiles de este individuo a lo largo de cinco “intensas” campañas de excavación en la sima de los Huesos, una pequeña cavidad situada a más de 30 metros de profundidad en el interior de la sierra de Atapuerca. En concreto, los restos de la pelvis fueron objeto de un estudio previo publicado en el año 1999, y desde entonces el trabajo en el laboratorio ha permitido reconstruir y asociar a esta pelvis su columna lumbar. Además, su equipo ha encontrado también en la sima de los Huesos los restos de otras personas que no tenían deformidades en la columna vertebral ni en la pelvis y se ha descubierto que esta población, al igual que los neandertales, poseía una columna vertebral con curvaturas menos marcadas que las que recorren nuestras espaldas. “Es más, la forma característica de sus vértebras y su pelvis demuestra que sus cuerpos estaban diseñados, como los nuestros, para minimizar el gasto de energía necesario para mantenerse perfectamente erguidos”, han deducido los investigadores.
Europa Press, La Vanguardia.es, 11-10-2010

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada